Evita contratar falsos profesionales

27 marzo, 2017

Consejos para evitar timos de falsos electricistas

El sector de la electricidad es un sector en el que es muy común que haya varios timos. Esto se debe a que muchas personas se hacen pasar por expertos cuando no lo son, ofreciendo bajos precios que hacen que la gente contrate sus servicios. Sin embargo, luego los resultados no son buenos, por ello, el Electricistas Zaragoza queremos ayudarte a evitar estos timos y recordarte cuáles son las maneras más frecuentes que tienen estos “falsos profesionales de la electricidad” de timar a los clientes que demandan sus servicios.

consejos evitar timosHay que tener en cuenta siempre que veamos un excesivo bajo presupuesto que, sinceramente, el trabajo de un técnico experto no es barato. Estos servicios requieren unos costes que hay que cubrir, como los materiales, los desplazamientos, la mano de obra, la disponibilidad inmediata… Esto no significa que deban ser excesivamente caros, pero no super baratos. Por ello, esto no quita que muchos de los “expertos” se aprovechen de cobrar altos precios por algunos servicios, lo que perjudica mucho al sector y a los clientes. Hay que buscar siempre un equilibrio medio, sin pasarse tampoco.

Conciénciate de la importancia de tener un técnico de confianza que pueda realizarte los servicios de la mejor manera, en quien confíes y no tengas ningún reparo en pedirle presupuesto o cualquier servicio. La confianza es una de las bases de estos trabajos. Para evitar que te timen te vamos a explicar algunos timos frecuentes del sector realizados por estos “falsos profesionales”.

Timos por tarifas que no se pueden cuantificar

Una de las maneras más fáciles de engañar en este sector es cobrando tarifas que no se pueden cuantificar, como por urgencias, desplazamientos y mano de obra. Muchos de estos falsos profesionales aprovechan la necesidad o urgencia de sus clientes para cobrar más. De hecho, incluso por simples inspecciones te cobran incluso más de 250 euros, argumentando que hay tenido que desplazarse, que es un día festivo etc. o motivos similares.

Para evitar esto te aconsejamos que pidas siempre un presupuesto aproximado que incluya todo, incluso mano de obra, que sea festivo, o el desplazamiento. Debes ser cauto. Además, solicita el presupuesto a varias empresas, compara y elige la que más se acerque a lo que buscas.

Hacerse pasar por un experto del sector

Como ya hemos comentado al principio, esto es algo común. Incluso cuando van a realizar una inspección a una comunidad de vecinos, muchos van vestidos de buenas maneras haciéndose pasar por un electricista. Este es el error de fiarnos siempre de las apariencias.

Estos “inspectores” muchas veces se inventan averías o las provocan para cobrar dinero con extras por la compra de materiales con urgencia y otros gastos. Para evitar esto, corrobora siempre que la persona que viene a tu hogar o comercio a controlar o arreglar la electricidad es un profesional. Infórmate de qué empresa viene, comprueba la empresa e Internet, que los números de licencia coincidan con los del resto de trabajadores de la empresa… Si pagas por adelantado, es necesario un contrato. Recuerda desconfiar de aquellos que no quieran hacer factura por los trabajos realizados, ya que significa que no están dado de alta por la Seguridad Social, lo que significa que pueden no ser profesionales.

Además, desconfía de que haya falsificación de datos. Muchas veces estos “falsos profesionales” engañan a sus clientes mostrándoles documentos falsificados de una supuesta empresa para la que trabajan, así como presupuestos, facturas…etc, todos ellos falsos. Por ello, recuerda comprobar, como ya hemos dicho, la empresa, su número de licencia…etc.

Timar por un presupuesto muy bajo

Pagar poco y obtener un mal acabado en el servicio es algo muy común hoy en día, sobre todo con la crisis, ya que cada vez más gente opta por contratar profesionales que cobran un bajo presupuesto. Sin embargo, lo barato sale caro, y en lugar de ahorrarte así un dinerillo, lo que hacer es perder, ya que estos suelen tener un mal acabado y estropearse rápido, además de tener materiales de poca calidad que duran menos tiempo, por lo que tendrás que acabar pagando su reparación muy pronto. ¿No es mejor contratar un buen técnico de primeras y ahorrarte disgustos? En trabajos de este tipo importa la calidad, así que te recomendamos que recuerdes que si tienes que gastarte algo más para tener un buen acabado, no lo dudes.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies